La masacre de Mountain Meadows

Masacre de Mountain Meadows

Hablar del 11 de septiembre hoy en día solamente nos trae a la memoría un acontecimiento. Pero antes de ese 11 de septiembre existió otro, concretamente en 1857. Un día para el recuerdo y la vergüenza en la historia de América. Pero, ¿qué ocurrió exactamente el día de la masacre de Mountain Meadows?

Ciento veinte hombres, mujeres y jóvenes fueron cruelmente asesinados. Solo sobrevivieron diecisiete niños, todos menores de ocho años. ¿Por qué? Nadie lo sabe a ciencia cierta: quizás por una cuestión de territorio o quizás por venganza.

Un grupo de emigrantes de Arkansas se dirigía a California, una tierra muy próspera en aquella época. El camino escogido fue el Sendero Español, ruta que atravesaba por territorio mormon en Utah. Los mormones, cuyo fundador y presidente Joseph Smith había sido linchado trece años antes, se habían establecido con fuerza en la zona de Salt Lake. Supuestamente, entre el grupo de emigrantes había instigadores en contra de los religiosos. Y no hizo falta mucho más…

Una banda de milicianos locales, organizados por el obispo mormon John D. Lee, reunieron un grupo de indios paiutes nativos de la zona y emprendieron el ataque contra la caravana de pioneros. Ellos mismos se disfrazaron de paiutes para evitar problemas y sembrar aún más la confusión. Pero en algún momento dudaron de haber sido descubiertos a pesar de sus disfraces y tomaron la cruel decisión de matar a todos, hombres, mujeres y jóvenes.

Los cadáveres fueron abandonados, pasto de las bestias salvajes. Los bienes y los niños se repartieron entre la comunidad mormona local. A pesar de las precauciones adoptadas, John D. Lee fue juzgado, condenado a muerte y ejecutado veinte años más tarde en Mountain Meadows.

Placa conmemorativa masacre Mountain MeadowsEsta masacre del 11 de septiembre también tendrá su repercusión en uno de los personajes de Reward, el bolsilibro de Paulo César Ramírez que próximamente estará a la venta de la mano de NeoNauta Ediciones. No os perdáis la genialidad del escritor al recrear este y otros hechos históricos, hechos insólitos que parecen ficción pero que pertenecen a la más dura realidad.

Deja un comentario